EL TESTAMENTO La importancia de hacer testamento

 

La importancia de hacer testamento

El Testamento

El testamento podría bien ser el título de una novela, de un ensayo, de un tratado de Derecho civil, etc. etc.

El acto de hacer testamento no es el que más preocupa a la gente y sin embargo, el hecho de realizarlo, de tener hecho nuestro testamento, puede tener consecuencias muy buenas para nuestros herederos. Y más si se ha hecho con las debidas precauciones de estudio de nuestros bienes y derechos  y de nuestras circunstancias, a fin de hacerlo con la visión más adecuada y más económica posible.

Hacer testamento es sencillo: se puede hacer a partir de los 14 años, estar en plena posesión de nuestras facultades mentales, con  documento de identidad en mano y  dirigirnos a una notaría. Allá le explicamos al notario como deseamos repartir nuestros bienes.  El notario nos asesorará si nuestros deseos son compatibles con la legislación vigente, y a continuación redactará el documento, procederá a su autorización y protocolización. El coste de sus honorarios es económico, ya que no supera los 100 euros en la mayoría de los casos (depende de la cantidad de páginas).

Pero esta sencillez del testamento se puede convertir en grandes complicaciones si antes de hacerlo no se tienen en cuenta:

  • La relación de nuestros bienes
  • La valoración de los mismos
  • El examen de quienes son nuestros herederos
  • Las figuras legales que nos privan de dejar nuestros bienes a quien nosotros queramos (figura jurídica de la legítima)
  • Si entre nuestros herederos hay menores de edad
  • La valoración de los impuestos a pagar (Impuesto de Sucesiones y Donaciones) por cada heredero, ya que el fisco cobra en efectivo, y muchísimas veces los herederos no tienen el dinero en efectivo suficiente para poder recibir la herencia y hacer frente al pago de los impuestos estatales o autonómicos devengados
  • Estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta, dentro del gran abanico de situaciones que deberíamos examinar antes de hacer testamento.

Hay que tener en cuenta que en España, al estar cedido por el Estado a las Comunidades Autónomas el Impuesto de Sucesiones,  cada Comunidad tiene su propio baremo, algunas a coste 1% (que resulta solo figurativo) y otras a costes tan altos que provocan que los herederos no  puedan pagar los impuestos resultantes de la herencia y en consecuencia el fisco se quede con esos bienes.

El testamento puede cambiarse a lo largo de la vida las veces que uno desee o considere que sean necesarias.  Para ello se sigue el mismo sistema: acudir al notario y manifestar nuestra voluntad.  El último testamento que realicemos será el que tendrá valor legal y el que será aplicado.

Es muy conveniente  buscar la asesoría adecuada para que anticipadamente se valore la cuantía  de Impuesto de Sucesiones y Donaciones que puede resultar de la herencia que podamos dejar, para que nuestros herederos puedan soportar la cuantía del Impuesto y no hayan sorpresas que a veces derivan en tragedias económicas en una familia.

#testamento #impuestodeSucesionesyDonaciones  #comunidadautonoma #notarias #voluntad  #herederos  #bienes  #dinero

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *